FIN DE LA POBREZA

 

Condiciones laborales dignas. Política pública de salarios.
Establecer una negociación colectiva.
Negocios inclusivos.
Políticas de igualdad productos y servicios accesibles.
Apoyar a emprendedores.
Otorgar becas.
Campañas de publicidad y marketing.
Organizar acciones de voluntariado.
Trazar alianzas público-privadas con ONG.

 

La cantidad de personas que viven en extrema pobreza disminuyó en más del 50% (de 1.900 millones en 1990 a 836 millones en 2015).

 
CONTÁCTENOS